Se otorgará un estímulo fiscal a quien contrate a personas con alguna discapacidad y adultos mayores

imagenEl artículo 186 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta establece que “el patrón que contrate a personas que padezcan discapacidad motriz y que para superarla requieran usar permanentemente prótesis, muletas o sillas de ruedas; mental; auditiva o de lenguaje, en un 80% o más de la capacidad normal o tratándose de invidentes, podrá deducir de sus ingresos, un monto equivalente al 100% del impuesto sobre la renta de estos trabajadores retenido y enterado conforme al Capítulo I del Título IV de esta Ley.

Asimismo se otorgará un estímulo fiscal a quien contrate adultos mayores, consistente en el equivalente al 25 % del salario efectivamente pagado a las personas de 65 años o más. Para estos efectos, se deberá considerar la totalidad del salario que sirva de base para calcular, en el ejercicio que corresponda, las retenciones del impuesto sobre la renta del trabajador de que se trate, en los términos del artículo 96 de esta Ley.

Requisitos para la deducción:

* Que los trabajadores con discapacidad motriz requieran el uso permanente de prótesis, muletas o sillas de ruedas

* Tratándose de trabadores con discapacidad mental, auditiva o de lenguaje en un 80% o más

* Que se trate de trabajadores invidentes

* Siempre y cuando el patrón esté cumpliendo respecto de dichos trabajadores con la obligación contenida en el artículo 12 de la Ley del Seguro Social

* Contar con el certificado de discapacidad del trabajador emitido por el Instituto Mexicano del Seguro Social

* En el caso de adultos mayores se deberá considerar la totalidad del salario base para calcular las retenciones de ISR del trabajador, en el ejercicio corresponda en los términos del artículo 96 de esta Ley.

Para más información da clic a continuación:

http://www.stps.gob.mx/bp/micrositios/beneficios_fiscales/contratar.html